All for Joomla All for Webmasters
TIPS

TIPS

   Cepillar los dientes al menos tres veces al día:

o después de cada comida, con movimientos cortos y suaves, prestando atención a los dientes posteriores, encías y lengua. Gran parte de las bacterias

Haga clic aquí para saber más

Contenido va aquí se acumulan en esta última, por eso es importante dedicar un rato a cepillar también la lengua.

   Renovar el cepillo de dientes cada tres meses:

es lo más adecuado o cuando las cerdas del cepillo comienzan a abrirse ya que el uso diario que se da al cepillo de dientes hace que pierda su eficacia.

Usar hilo dental:

previene la formación de caries interdentales, de difícil acceso para el cepillo, y además elimina la placa bacteriana que se acumula. Sabiendo esto, no cuesta nada terminar de lavarse los dientes por la noche y pasar el hilo.

Enjuagues con colutorio:

los colutorios reducen el volumen de la placa y evita patologías e infecciones. Es el “as” en la manga para terminar con las bacterias que se acumulan en la boca y que llega a los sitios más recónditos que a los que el cepillo y el hilo dental no han llegado.

Una limpieza dental profesional:

al año es lo ideal ya que permite eliminar la placa bacteriana y el sarro que se encuentra localizado en el esmalte dental y con ello se previenen enfermedades periodontales.

Cuidar la alimentación:

Conviene tomar calcio, verduras y alimentos que propicien una correcta masticación y en mucha menor medida el azúcar.

Acudir cada año al dentista:

Más que necesidad es obligatorio, prevenir siempre es mucho mejor que curar y esto debe empezar desde las edades más tempranas para poder saber cuál es el estado de las piezas dentales y las encías del paciente.